Así lo revelan las cifras oficiales del INCAA sobre nuestra provincia. La cantidad de tickets subió siempre durante los años K salvo 2014. Y en la era Cambiemos no paró de caer. En 2018 se vendieron 17.500 entradas menos que en 2015, 33 por habitante.

Cine gente final
.

Por Gustavo Castro

 

El cine, consumo cultural icónico de la clase media argentina y fiel termómetro de la movilidad social, reflejó en los años de gobierno de Mauricio Macri el deterioro económico de vastas franjas de la población y, a la inversa, expuso una clara mejora en la etapa kirchnerista. La provincia de Santa Fe no fue la excepción y la evidencia de ello se puede encontrar en las estadísticas oficiales del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).

 

Los números surgen de las declaraciones juradas que realizan diariamente las exhibidoras cinematográfica a través del Sistema de DDJJ online, 16 de las cuales se encuentran registradas en territorio santafesino. Las cifras empiezan en 2010 y llegan hasta 2018 en años completos.

 

Así, según el INCAA, en 2010 se vendieron 75.074.592 entradas para ascender a 100.681.80 en 2015, un crecimiento de 25.606.488 tickets o un 34% en evolución porcentual. Al revés, en 2018 se expidieron 83.148.984, una caída de 17.532.096 o 17,41%. Para encontrar un registro menor en los años K  hay que ir hasta 2010.

Galería de Imágenes. Hacer clik para agrandar (Gráficos Gentileza Eduardo Toum)

[See image gallery at diariosantafe.com.ar]

 

En la medición de entradas por cantidad de habitantes de la provincia la tendencia es similar. Se pasó de 124,6 en 2010 a 153,35 en 2015, un alza 28,75 o un 23,07%. Y en 2018 se derrumbó a 120,87, un descenso de 32,84 o un 17,41%. No hay un número tan malo en toda la serie de las presidencias de Cristina Fernández de Kirchner.

 

La diferencia entre los porcentajes del total de entradas y los tickets por habitante la explicó muy bien la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal días atrás: la población crece.